Boris Palma Díaz
 
  HOME
  BIOGRAFÍA
  MIS POESÍAS
  MIS CUENTOS
  => Las Nueve Celestelias
  => El libro, el tunel y los jazmines
  MIS MANIFIESTOS
  MIS LIBROS
  REPORTAJES
  TEORÍA DE CREACIÓN POÉTICA
  TALLERES DE POESÍA
  REFLEXIONES DE VIDA
  MIS IMAGENES 498
  MAPA SATELITAL MUNDIAL
  VIDEOS
  ESTADISTICAS
  CONTACTAME
  LIBRO DE VISITANTES
  MIS IMAGENES
  MIS DIALOGOS
  Links de interes
Las Nueve Celestelias

"Las nueve Celestelias"


La nave salía de la atmósfera terrestre, el manto de nubes y el panorama azul que a la Tierra envolvía sólo eran un poco más altos que el polvo del suelo que pisan todos los hombres. Diez tripulantes en diez asientos remozados para la ocasión, la nave ya antes había sido utilizada para el traslado de diplomáticos desde y hacia Marte cada un año terrestre. No recuerdo muy bien el año, a nadie le importaba el tiempo ni las fechas. Para ese tiempo el planeta de los hombres había sido íntegramente esterilizado, la radiactividad eliminada, la temperatura normalizada, el deshielo controlado, los mares filtrados, la totalidad de los grandes terrenos fueron sometidos a 49 años de descanso. Luego se reutilizaron para el sembradío y cultivo de alimentos y nutrientes. La Tierra se transformo en el invernadero del sistema solar, sólo residían el ella los encargados del trabajo agrícola y los reservistas del Despacho Mundial.

Cuando la nave paso junto a Marte notamos el alboroto del lugar, el centro económico y comercial del sistema cayó en crisis tras los impases territoriales con el vecino sistema Tylo. Los grandes políticos y comerciantes desarrollaban sus labores en Marte, así también la gran masa de trabajadores eran empleados de estos magnates. Todos los días debían viajar desde las lunas Jupiterianas hasta el planeta rojo las actividades productivas.

Después de cruzar sin imprevisto el anillo de asteroides llegamos a Júpiter. Atravesamos las doce capas gaseosas que envuelven a bet-nimra, el pequeño lugar solido ubicado al centro del planeta. Allí los cielos y los ríos resultan ser de todos los colores que forman el espectro, los árboles son tan grandiosos que alcanzan a cosquillear las primeras nubes cristalizadas de la noche. Mañana se ocultará la Tierra tras su luna, en bet-nimra florecerán las nueve celestelias que jure para el cabello de la novia. Una flor en cada frasco, nueve flores para nueve frascos para nueve asientos remozados y claro, yo que retorno al planetoide donde me espera mi amada.

 

 
  Si encausas toda tu voluntad hacia lo que realmente quieres o necesitas, sin duda lo tendras.  
Publicidad  
   
RELOJ  
 
relojes web gratis
 
CALENDARIO  
 
Free Blog
 
MAPADE POSICIONAMIENTO  
   
Hoy habia 8527 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=